Revita Iberoamericana de Gastronomía

Madrid luce la auténtica cocina china en Shang Hai Station

Nos estamos enamorando poco a poco de la gastronomía china, que cada vez conocemos más en profundidad gracias a restaurantes que nos brindan sus tradicionales recetas con una estética moderna y singular. Es el caso de Shang Hai Station (Madrid), o ‘la estación sobre el mar’, un nuevo sello creado por Paco Chen, que ha decidido tomar su propio camino y seguir con la tarea que mejor lleva a cabo: hacernos disfrutar con los platos más representativos de su país y zonas vecinas.

Lo hace a través de valores, herencia cultural y recetas que datan en ocasiones de más de un siglo atrás, algunas plasmadas tal y como nacieron, otras adaptadas al gusto de hoy. Esos sabores, olores y texturas que implantaron generaciones anteriores en su paladar hoy se traducen en platos como los Ha Kao rellenos de gambas con jengibre (de los pocos dumplings aptos para celíacos de la capital) y un montón de novedades exclusivas que sorprenderán. Entre ellas llama la atención el protagonismo de un ingrediente que apenas conocemos en España: del loto se saca partido a la hoja y también a la raíz, un secreto que se oculta bajo el agua en forma de tubérculo, crujiente y que sin duda, hay que probar entre sus entrantes. Hablamos del Tallo de flor de loto relleno de gambas.

Destacan también la Sopa de fideos chinos con láminas de ternera, su delicioso Papillote de pollo con salsa de soja, unas sencillas pero fantásticas Vieiras en salsa especial Shang Hai Station, con ricas verduras al dente; un Pollo con frutos secos y salsa picante para los amantes de las emociones fuertes, Arroz frito especial Shang Hai Station con solomillo y trufa o el que sirven en la vaporera de bambú envuelto en la hoja del loto, el Papillote de arroz con marisco. Bien merecen la pena también sus Langostinos al ajillo estilo chino, las Láminas de ternera con especias y verduras o su crujiente Lubina a la sal y pimienta, todo creaciones autóctonas. Su surtido de postres y los cócteles -incluso en versión mocktail– tampoco dejan indiferente. 

Sin duda a Shang Hai Station se va por la comida… pero una vez allí, no apetece irse por la magia que desprenden sus locales. Los elementos del logotipo del nuevo sello -un bol y sus palillos- recuerdan al origen de su cocina mezclado con la modernidad, representada en el skyline de Shanghai y sus letras en neón. La fantástica ubicación junto a Gran Vía del restaurante de Chueca, la maravillosa y amplísima terraza acristalada en pleno Arturo Soria; la instalada en la tranquila calle de Las Tablas o la que ocupa el fantástico bulevar de Juan Bravo, son sin duda rincones para disfrutar de la primavera madrileña.  

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.